Un día histórico

Así es. Hoy, jueves 17 de julio de 2008, el Senado ha rechazado el polémico proyecto de las retenciones móviles. Algunas veces me imagino leyendo la historia de este blog que mantengo, y quiero toparme en ese día con este post.

Algunos tendrán opiniones distintas, pero la mía es que hoy el pueblo se hizo escuchar. La protesta del campo logró que la resolución sobre las retenciones móviles vaya a donde tenía que ir: al Parlamento. Como uno de los senadores decía hoy, la legitimidad se gana también todos los días gobernando sin dejar de escuchar a la gente, y no sólo en las elecciones.


Este Gobierno ganó las elecciones con amplio margen, pero después hizo lo que quiso. En cuatro meses de gestión, a los ruralistas les cambiaron drásticamente las reglas de juego. Entiendo que estas retenciones móviles eran confiscatorias y anticonstitucionales (o sea ilegales), y a esto último lo terminó de afirmar hoy el Congreso, que la Constitución Nacional establece como el único órgano competente para establecer derechos de exportación (artículos 4 y 17).

Siendo de una ciudad que vive de la actividad agropecuaria como Avellaneda (Santa Fe), como la mayoría de las ciudades de esta zona (o quizá habría que decir provincia), en las que todos o por lo menos la gran mayoría de los habitantes apoya al campo (incluyendo a las autoridades), tengo la oportunidad de conocer un poco más de cerca la situación. Las retenciones móviles que establecía la resolución 125 representan, para verlo más claramente, un impuesto a las ganancias de un 80% aproximadamente. No olvidemos que las retenciones no son lo único que se les quita a los productores. Hay otros impuestos, y además tenemos el costo de los insumos (que han aumentado).

Aclaro que no me puedo declarar en contra de las retenciones móviles como herramienta, porque obviamente tengo competencia nula en esto. Muchos opositores por ejemplo, como el diputado Lozano, sostienen que esta herramienta es útil, pero no como se las estaban aplicando con la 125.

El Gobierno se dio el lujo de mantener el conflicto 4 meses. 90 días después dijo que eran para la construcción de hospitales (¿y antes para qué eran?). Es realmente increíble que un Gobierno corrupto como éste sea tan fiel a la redistribución de la riqueza. Es obvio que hay algo raro atrás de la resolución.

Cobos… que grandeza la de éste hombre. Para mi queda claro que se equivocó al elegir ser parte de este Gobierno, pero creía realmente que eso era lo correcto. Se mantuvo en sus convicciones y no se ha dejado presionar como otros. Él ha escuchado a mucha gente hablar (algunos ruralistas de esta zona han hablado personalmente con él), y perteneciendo al Gobierno que impulsaba el proyecto, se mantuvo firme en lo que creía era lo correcto, rechazando como Vicepresidente de la Nación la resolución 125, evitando que se transformase en Ley. Esto va a quedar en la historia, y éste hombre también. Parece de novela la situación, y nunca me vi tan a favor de alguien sin dudar. A mi entender, quedan claras sus intenciones.

Pero todo esto, me parece (y quiero creer que es así) tuvo un saldo positivo, y creo que hasta lo necesitábamos como argentinos: al Gobierno se lo ha tachado de soberbio, autoritario, y a su proyecto como anticonstitucional. El siguiente Gobierno debe tener características opuestas, y tomar medidas dentro del marco de la legalidad. El Congreso quizá tome fuerza en adelante. Tal vez los argentinos ahora examinemos más a los candidatos antes de votarlos. Quizá el mensaje dirigido a los jóvenes de participar más en la política, que escuché de algún dirigente ruralista, llegue y como supuestamente anhela Carrió, se de paso a una nueva generación de políticos.

Publicado por

miltondp

Soy Ingeniero en Sistemas de Información y actualmente vivo en la ciudad de Santa Fe (Capital), Argentina. Estoy haciendo un Doctorado en Ingeniería, y me gusta mucho leer, y de vez en cuando escribir.