Cosas de GNOME: Instant apply

Hace unas horas César envió un mail a un grupo de gente a la que le gusta discutir estas cosas. Él hacía referencia a éste post, en el que habla sobre un tema que habíamos tocado ya en una de nuestras discusiones: los diálogos de GNOME no tienen botón “Aceptar”, ni “Aplicar”, ni “Cancelar”… simplemente un “Cerrar” y listo. Vean, éste es el diálogo para configurar el proxy:


Está bueno el artículo. Hay razones que parecen estar muy justificadas para tener un flujo como el de Windows o KDE en los diálogos: realizar cambios, presionar “Aceptar” (se aplican los modificaciones y el diálogo se cierra), o “Aplicar” (se aplican las modificaciones pero el diálogo permanece), así como también otros tipos de botones como “Deshacer”.

Primero (entrando a analizar ya el artículo), me parece más correcto decir “instant apply” que “implicit save”, como alguien la corrige en los comentarios. Porque en GNOME, en uno de estos diálogos, los cambios tienen efecto instantáneamente. O sea, cuando clickeo en el checkbox los cambios ya se efectuaron. Cuando elijo una opción de un combobox, al terminar de hacer click en la opción, ya está aplicada. Los cambios no se aplican cuando hago click en “Ok” o “Aplicar”, sino cuando hago los cambios 🙂

Menciono esto porque en una de sus soluciones a este “problema”, recomienda que el botón “Close” sea “OK”, pero eso sería inconsistente con la manera de funcionar de GNOME según entiendo. No se trata de la cantidad de botones que hay en los diálogos, es toda una forma de funcionamiento.

Repito, después de la aclaración del “instant apply”, que está bueno el post, y que al terminar de leerlo parece que tiene razón. Es lo que me pasó a mí. Sin embargo después de pensarlo un poco, de los problemas o contras que menciona, yo nunca los he tenido. Por eso digo que parecen justificados, pero en la práctica (por lo menos a mí, que no soy un usuario básico) no parecen presentarse. Quizá para algún tipo de configuración muy avanzada sea correcto utilizar otro tipo de diálogos, y no este. Por ejemplo, si estoy configurando algo que reinicia el servidor X, o algún otro servicio, no sería bueno que se esté reiniciando cada vez que activo o desactivo un checkbox. Tampoco es la mejor solución para configurar la resolución de pantalla (imagínense):

Me siento muy identificado con lo que dice un tipo en este comentario. Si hago cambios y me doy cuenta de que me equivoqué, el estilo “explicit apply”, que utilizan KDE y Windows, no soluciona las cosas. Si aplico los cambios y cierro el diálogo (o sea, oprimo “Aceptar”), y luego me doy cuenta de que me equivoqué y abro el diálogo otra vez, ya no puedo revertir lo que hice (salvo que tenga algo así como un sistema de gestión de versiones para las preferencias de usuario, que me parece una locura). Entiendo que se podría oprimir “Aplicar” antes de cerrar el diálogo, y ver si todo funciona, pero ese flujo me parece extraño: no voy a estar con el diálogo abierto probando que todo esté bien y luego cerrarlo. Además, ¿qué pasa si me equivoqué en algo de lo que no me puedo dar cuenta rápido?

Yo creo que la autora del post no tiene en cuenta todos los aspectos de GNOME al evaluar esta cuestión en particular. Se olvida por ejemplo de la simpleza del escritorio. Vuelvan a ver el primer screenshot, el de las preferencias para el proxy. Es muy (muy) simple. Si lo cambio, y luego me arrepiento, no es difícil revertir lo que hice.

Otro punto a favor que le encuentro es, naturalmente, la simpleza. Un sólo botón (hasta diría que ninguno, porque se puede cerrar el diálogo con la crucecita de arriba). Éste post hace un análisis interesante de todo esto también.

Yo no estoy diciendo que no haya una mejor forma de hacer las cosas en vez de la que ofrece GNOME. Simplemente digo que yo no tengo esos problemas que menciona. Quizá sea porque no soy un usuario común, aunque no creo que sea por eso. Simplemente creo que es costumbre, y que no es algo malo como menciona la autora o como se dice en alguno de los comentarios.

Por cierto, estuve revisando las GNOME Human Interface Guidelines. La verdad que están muy buenas, y ahora entiendo el por qué de algunas opciones por defecto de Glade. Lo nombro simplemente para aclarar que esto de los diálogos, así como muchas otras cuestiones, fueron cuidadosamente pensadas. Esto no significa que no estén equivocados, por supuesto, pero no son decisiones que tomaron los desarrolladores así nomas (quizá ni siquiera sean desarrolladores los que decidieron esto). Hay (o hubo) empresas importantes atrás de estas guías, como Sun y Red Hat.

Yéndome un poco de tema, fíjense por ejemplo cómo está establecido el layout de las ventanas. Son buenas ideas, me parece, para adoptar en nuestro futuro trabajo profesional (me refiero a la idea de ser consistente y tener una forma unificada de hacer algunas cosas).

En fin, está bueno discutir estas cosas. Esto empezó como un hilo entre amigos, pero pensamos que era una buena idea extender un poco más la discusión para tener puntos de vista distintos. Creo que la vida profesional nos irá dando feedback sobre estas cuestiones.

Publicado por

miltondp

Soy Ingeniero en Sistemas de Información y actualmente vivo en la ciudad de Santa Fe (Capital), Argentina. Estoy haciendo un Doctorado en Ingeniería, y me gusta mucho leer, y de vez en cuando escribir.